La industria mediática y nuestra imagen

Posted on 9 febrero 2010 por



INFORMANTES TEC

Elizabeth Laredo      904367

 Marian Urízar             907085

Rocío Peñalver           1123868

Ana Hernández           1122794

 Alberto Martínez         1124622

Nabila de la Cruz         1126041

Angélica Sobarzo        1210337

Andrea Morales           1290528

Febrero 9, 2010

Profesora Paola Ricaurte

Comunicación, ideología y poder

Hoy en día existen diferentes maneras de estar comunicado con los acontecimientos que ocurren en la vida cotidiana. A través de los medios de comunicación podemos enterarnos de los diferentes cambios y estados del mundo. Más que un medio de comunicar, principalmente la televisión y el internet, no sin dejar a un lado la radio, el periódico, el teléfono, los libros, han sido los medios más utilizados, sin embargo, el papel que desempeñan a través de su función ha sido la influencia que ejerce a las personas que están directamente relacionadas con ellos.

Siempre debe existir una ganancia dentro de cualquier negocio, y no es excepción que los medios tengan que pensar en vender cada vez más. Para ello se utilizan recursos que a la gente les guste y si nos enfocamos en los jóvenes, hay un sin número de ejemplos dentro de los cuales cabe destacar este tema.

Uno de los ejemplos principales es el mostrar en televisión figuras casi perfectas de modelos para llamar la atención en los adolescentes, lo cual psicológicamente hablando, se hace una necesidad el querer ser o estar como esos personajes. También puede mencionarse el sinnúmero de medicamentos que hacen adelgazar y que provocan a  la vez la no alimentación, argumento innecesario para tener una buena figura. Y esto precisamente es de lo que hablaremos a continuación, de cómo la industria mediática influye der manera potencial en nuestra imagen e incluso nuestra autoestima.

Internet: Sitios web para gente” bonita”.

Existe una página de citas en linea que ha sido calificado como “El sitio más sexy del mundo!”(CNN) tiene unas políticas de mantenimiento bastante rígidas que comienzan cuando es necesario que los aspiren ser parte de este deben  someterse a una prueba de tres días durante los cuales se decide si son o no lo suficientemente “bonitos” para formar parte de este grupo selecto. Como si no fuera suficiente el hecho de que rankeen a las personas en cuanto a su belleza, esta misma página www.BeautifulPeople.com expulsó a cientos de sus miembros el mes pasado por el hecho de que subieron de peso durante las vacaciones. La explicación dada por los ejecutivos fue que el tener a “fatties” en la página baja el estándar y va directamente en contra del propósito con el cual se creó el sitio.



Cuando tecleamos “anorexia” o “bulimia” en algún buscador, los primeros resultados siempre son páginas de prevención y detección de la enfermedad, sin embargo, si buscamos unos cuantos resultados más adelante o si vemos como en google los términos relacionados encontramos las páginas Pro Ana y Pro Mia. Para todos los que no sepan que significa esto, son páginas,  blogs, etc. que tienen como finalidad promover la anorexia, así como ayudar a los miembros y visitantes a mantenerse delgadas y en la constante búsqueda de la perfección. Dentro de éstas páginas, podemos encontrar tips de cómo evitar comer sin que se den cuenta tus papas, imágenes perturbantes de chicas esqueléticas que son la imagen de perfección y hasta una pirámide de que alimentos puedes o no consumir para mantener la linea.

Como éstos, hay miles de ejemplos de páginas web que nos brindan distinta información acerca de la belleza, por ejemplo, el sitio de las Suicide Girls, (del cual no podemos mostrar fotos debido al alto contenido sexual)  cuyo concepto es depresivo, mostrando cuerpos con perforaciones y tatuajes como una propuesta de belleza. El internet tiene sin duda muchas ventajas; una de ellas es sin lugar a duda, la facilidad con la cual podemos contactar a grupos de personas con intereses iguales a los nuestros. Pero viendo ejemplos como los anteriores, ¿qué tan bueno es realmente que tengamos a la mano en cuestión de segundos información tan dañina como la aquí presentada?

El impacto social de las revistas:

Otro medio de difusión (¿hasta qué punto podemos comunicarnos con una revista?) son las revistas de moda y belleza. Esta literatura, tiene sus orígenes en Frankfurt, Alemania en 1586. Su formato e idea tuvo tanto éxito que fue imitada y perfeccionada hasta establecerse muy similar a como la conocemos hoy en día, en EEUU en 1830 con el nombre de  Godey’s Lady’s Book (Philadelphia, 1830–92; New York, 1892–98) dirigida por Sarah Josepha Hale.

Más de un siglo después, en una cultura globalizada donde los jóvenes vivimos expuestos a un bombardeo continuo de información visual, es sencillo identificarnos ó intentar convertirnos en estereotipos creados tanto por el sistema mediático como por el inmenso engranaje de la industria de la moda, en la cual se sustentan las grandes empresas multinacionales para afianzar sus ventas: la innovación y el fashion.


Está por demás explicar la inestable autoestima adolescente, cuya naturaleza es vulnerable a los cambios físicos de la pubertad, desde el acné, el sobrepeso, la miopía y muchas otras características que se estigmatizan en esta edad, suelen ser las cajas de Pétri perfectas para cultivar nuestra necesidad en la juventud de adquirir moda y “belleza.” A propósito, haciendo un análisis ligero sobre la utilización de esta palabra en nuestro contexto, podemos observar que actualmente a  la belleza se le ha contaminado y comercializado con tal de obtener de ella altos beneficios económicos para quienes la manipulan. Quizá lo más triste es que las reglas estéticas se han reducido tanto, no sólo en cuanto al físico sino en otras áreas igualmente, que la BELLEZA ha ocultado una de sus cualidades más satisfactorias: su relatividad. Ahora, gracias a la maravillosa tecnología del Photoshop, la virtud de lo bello expuesto en las Fashion Magazines, es todo menos real. Ustedes dirán ¿Cuándo un ideal tuvo que ser alcanzable? El problema no está en sí los cuerpos o caras que vemos son o no factibles de existir en nuestro mundo, sino reside en tomarlos como patrones a seguir y basar nuestra autoestima en la imagen que estos medios proyectan.

“Do not read beauty magazines. They will only make you feel ugly.” Mary Schmich

Medios que influyen desde la infancia


La niñez es la etapa en la cual aprendemos todo lo que tenemos a nuestro alcance y lo hacemos nuestro. Es por esto que es muy importante cuidar lo que los niños ven. Los cuentos y caricaturas infantiles contienen mensajes que pueden repercutir en su vida futura. Aquellos cuentos clásicos con los cuales estamos familiarizados, como los de las princesas de Disney, han marcado nuestras sociedades por generaciones; los personajes principales siempre son mujeres sin ‘defectos’ y con tallas diminutas. Estos estereotipos tan famosos entre las pequeñas las hacen crecer con la idea de que es como ellas deben verse. Una encuesta publicada por la radio demostró que la mayoría de las niñas que ven muy a menudo las películas de las princesas entre las edades de 3 a 6 años, tienen mayor probabilidad de desarrollar anorexia o bulimia en un futuro. Con esto demostramos que gracias a la tecnología con la que contamos hoy en día, los medios de información siempre están presentes, inclusive desde la niñez[1].

Estereotipos adolescentes


En los últimos años, las series televisivas han tenido un éxito impresionante y cada vez se producen más de éstas. Las series “Gossip Girl” y “The O.C.” son famosas entre los jóvenes. Estos programas presentan adolescentes de una clase social alta y con grandes atributos físicos, ellos se caracterizan por poseer una gran cantidad de artículos de marcas de renombre. El problema de estas series radica en que muchos jóvenes se sienten atraídos por los estilos de vida que los personajes ficticios manejan, hasta llegar al punto en el cual ellos creen que cosas materiales pueden resolverles la vida. Muchas jovencitas sueñan con tener sus físicos, esto hace que su autoestima baje hasta los suelos. Lo que las series crean en los jóvenes son representaciones falsas de la realidad y la mayoría de las veces es imposible para ellos reconocer lo que SI es real.

Los siguientes videos describen ‘el proceso de creación de las imágenes de los personajes principales de la serie Gossip Girl.

¿Qué Sigue?

Hemos visto solo algunos ejemplos de cómo se ha ido transformando nuestra percepción de imagen y belleza. Vemos como todos, adultos, adolescentes e incluso los niños, están en constante bombardeo de imágenes y de ideas que pueden afectar tanto su autoestima como su salud. Si bien es cierto que la libertad de expresión y agrupación es un derecho que todos tenemos, pero ante el reto que nos presentan ideas dañinas como las ya expuestas, la pregunta restante es:

¿Qué podemos hacer para evitar que el trastorno negativo de nuestra imagen se siga propagando?

Fuentes y más:


[1] Recuperado el 25 de enero de 2010 de la radio, estación 105.7 fm


Etiquetado: