Industria mediática: un círculo de manipulación

Posted on 24 septiembre 2009 por



Vivimos en un mundo controlado por los medios, estamos rodeados de televisión, radio, internet y prensa. Esto es un fenómeno mundial, pero hoy nos vamos a enfocar en nuestro país: México. Sabemos que hoy en día sería prácticamente imposible enterarnos de lo que pasa en el mundo sin recurrir a los medios antes citados, pero ¿qué tan verídico es lo que dicen? ¿Cuánta información ocultan? ¿A qué información le dan mayor importancia? Si analizamos los hechos y la forma en que los medios lo presentan podemos llegar a la conclusión de que la libertad de expresión no es aprovechada en su totalidad y aún en el siglo XXI hay manipulación en la información.

La influencia de los medios en la información es un problema que viene de muchos años atrás. Setenta años los medios estuvieron absolutamente controlados por el PRI y su gobierno, pero como nos dice la Dra. Aurora Labio Bernal “hoy en día los procesos de concentración y transnacionalización han convertido a la comunicación y la información en negocios seguros, por sus beneficios y por su capacidad de influir sobre la población mundial” (Labio, 2005). Es por ello que todos los partidos políticos buscan tener control por medio de apoyo económico y concesiones para este negocio.

¿De quiénes hablamos?

Resulta fácil identificar qué partido o qué candidato apoya a qué empresa y viceversa. Un claro ejemplo de ello es el actual gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto y Televisa. Muchos lo dicen de broma, pero hay que preguntarnos hasta qué punto es real su relación con “La Gaviota” Angélica Rivera.

gaviota

Imagen tomada de http://www.lamusica.com/images/angelica958-ntx400x300300.jpg

Y ya que tocamos el tema del monstruo de las mil cabezas, Grupo Televisa, hablemos un poco de la influencia y la manipulación que ejerce este gran grupo de medios en la sociedad mexicana. Como mencionamos anteriormente, el caso más actual es la marcada tendencia de apoyo a Peña Nieto. Un ejemplo muy claro de que esto se basa en hechos y pruebas fue el escándalo que hubo con la periodista Carmen Aristegui y el texto del también reportero Jenaro Villamil titulado “Peña Nieto: Si yo fuera presidente”. Un libro en el que se habla de los millonarios contratos que tiene Peña Nieto por concepto de publicidad con Televisa y que aseguran ser de aproximadamente 800 millones de pesos al año.

Evidentemente, Televisa se ha defendido de esas acusaciones argumentando que no era posible haber recibido tal cantidad de dinero por parte de un solo candidato y trató de quitarle la credibilidad a Aristegui brindando información de su salida deshonrosa de la compañía, argumentando también que el único motivo de presentar tanta información del Estado de México es debido a que cuentan con la mayor densidad de población y desean presentar información de interés para la mayoría, pero ¿por qué sólo hablarán del gobernador y sus acciones y no de los municipios y sus dirigentes?

Aunque por otro lado, no es la primera vez que Televisa trata de influir en las elecciones presidenciales apoyado por empresas privadas como Jumex:

Otro punto importante en la manipulación de Televisa son las telenovelas que son vistas por millones de televidentes y aunque Azcárraga ha declarado que su misión es entretener, no se ha hablado en realidad de un genuino compromiso que con el país. Además de que estas telenovelas lo único que provocan es que la gente mexicana y de otros países vivan basando su vida en una completa farsa, creyendo que la trama podría ser una realidad o incluso fomentando una concepción errónea del pueblo mexicano en el extranjero, haciéndole creer a los otros países latinoamericanos que la realidad del “chavo del 8” nos representa.

Otra terrible manipulación de estos medios, fue el desafuero de Andrés Manuel López Obrador cuya supuesta intensión era entregarse a las autoridades en caso de perder el fuero y se ordenara su aprehensión. Lo interesante es que este caso se consumó justo 5 días después de que murió el Papa Juan Pablo II. Los medios no querían que se supiera acerca del proceso de desafuero que se le estaba llevando a cabo a AMLO por haber violado una orden judicial que exigía la suspensión de la construcción de una calle expropiada por gobiernos anteriores. Recordemos que si este proceso se le hubiera aplicado al entonces Jefe de Gobierno, éste habría sido despojado de sus derechos civiles, incluyendo el derecho que le pertenecía para postularse como candidato a la presidencia del 2006. Convenientemente, nadie supo lo que pasaba porque nadie lo presentó. Lo único que importaba era la despedida del Papa y ese humo blanco indicando la elección de su sucesor que evidentemente era de suma importancia para México.

amlo

Imagen tomada de http://es.wikipedia.org/wiki/Proceso_de_desafuero_contra_Andr%C3%A9s_Manuel_L%C3%B3pez_Obrador

¿Pero quién es dueño de quién?

Como todos sabemos, la Guerra en Irak desde la primera intervención americana fue televisada únicamente por la CNN. Hecho que facilitaba la manipulación de información por parte de los periodistas acatándose a los propios intereses de su empresa, pero dichos intereses eran dictados por el gobierno que dio la concesión, generando así un periodismo poco objetivo, censurando y alterando la información con la finalidad de darle un sentido patriótico a dicha intervención.

En México la situación no es muy diferente, aunque no es fácil determinar si el gobierno, las televisoras o las grandes corporaciones están a la cabeza. Por un lado, tenemos al Instituto Federal Electoral que tiene la autoridad de imponerle a las televisoras la obligación de transmitir las campañas políticas sin costo alguno. Ante esta situación, las televisoras transmitieron dichas campañas como una obligación durante una transmisión continua con la finalidad de disgustar al público mencionando que el IFE lo había ordenado.

El IFE inició los respectivos procedimientos para sancionar a las televisoras con multas de cerca de 7 millones para Televisa y 4 millones para TV Azteca. Bajo una serie de discusiones entre abogados se firma un convenio entre el IFE y la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) perdonando la deuda a Televisa y reduciendo a 2 millones la de TV Azteca, por lo que Reyes Gamez determina que Televisa y TV Azteca manipulan al IFE.

Por el otro lado, ya tenemos a una industria televisiva aparentemente más fuerte que las organizaciones del Estado, pero es cierto también que las grandes corporaciones como Bimbo influyen en el proceder de las televisoras. Un claro ejemplo de ello es el famoso Big Brother, donde se esperaba tener la principal fuente de ingresos a través de anuncios comerciales. Se invirtieron cerca de 14 millones de dólares esperando incrementar los costos de transmisión de comerciales en un 30%, pero este programa denigraba los valores de las familias mexicanas y atentaba contra la privacidad e intimidad de los participantes según Servitje, magnate de Bimbo.

big_brother

Imagen tomada de http://www.theage.com.au/ffximage/2006/05/31/big_brother,0.jpg

Bimbo amenazó con retirar toda su inversión en la televisora a no ser que se cancelara el programa o se modificaran las conductas de los participantes, generando así censuras impuestas por Televisa para moderar el lenguaje y las acciones, haciéndolas parecer espontáneas aunque no lo fueran. De lo contrario, los Azcárraga podrían haber perdido cerca de 40 millones de dólares en publicidad de Bimbo. No por nada se le conoce al osito Bimbo como el osito voraz.

¿Y tú qué opinas?

Es cierto que los medios de comunicación masiva acercan la información que de otra manera difícilmente obtendríamos. Pero es cierto también que la gente detrás de dichos medios tiene sus propios intereses, y que en ocasiones dependen de la satisfacción de intereses ajenos a sus propias organizaciones. ¿Quién manda a quién cuando sabes que las organizaciones trabajan en conjunto para satisfacer sus propios intereses? Nosotros creemos que el que debe mandar eres tú. Es el consumidor el que determina el éxito de una empresa incluso mediática, y como se menciona en el artículo “A favor de lo menor” de Carlos Fernández-Vega, “no hay mejor acción para quien abuse del pueblo que un boicoteo nacional…” (Fernández-Vega, 2006).

Sitios relacionados

Referencias 

Nombre del equipo: TecMedia

Materia: Medios, cultura y sociedad

Grupo: 04

Integrantes:

Asul García Morales                           01109056

Marigabrielle Meneses Ayala         01124944

Danaé López Torres                            00986511

Andrea Rodríguez Rojas                   01109580

David Isaac Barba Vargas                00994870

Fecha: 24 – Septiembre – 2009