La Televisión de México es una Mujer.

Posted on 21 agosto 2009 por



MUJER Y TELEVISIÓN EN MÉXICO

 

La televisión es un gran ente femenino en nuestro país. Veamos, nos presenta una gran gama de variedad de material audiovisual, pensado para ellas. Estos contenidos los podemos encontrar sobre todo en las transmisoras de mas tradición en nuestro país, es decir los canales que mas influencia tienen sobre la audiencia mexicana.

 

Tomemos en cuenta,  que el porcentaje de población que cuenta con televisión de paga en México, no corresponde ni a la mitad de gente que ve televisión por señal abierta (Según datos del INEGI hasta 2008). Con este dato en las manos nos podemos dar cuenta de la importancia que tienen las señales nacionales para nosotros.

 

No se necesita ser experto para darse cuenta que nuestra televisión, esta predominantemente dirigida hacia las mujeres, me atrevo a decir “Es una de ellas”. Dentro de la programación que se nos presenta, podemos encontrar anuncios de tratamientos de  belleza y cuidado personal, telenovelas, en las cuales, desde su aparición, tienen por protagonista a una mujer, encontramos también seriados, que dramatizan en cada uno de sus capítulos situaciones verídicas o de interés para la mujer, a través de los que se trata de orientar y dar consejos respecto al tema referido. Y así podemos seguir una larga lista.

 Imagen de la Mujer en la TV mexicaca

Pero no solo se esta preocupando por atender sus necesidades, también sabe que en ciertos momentos del día o la semana Un hombre entrara en la casa y por lo tanto en la televisión y se encarga de atenderlo con programación que sabe le atrae al genero opuesto, y también conoce como entretener a los niños. En una frase, sabe que es lo que le gusta a cada integrante de su familia y lo pone a su disposición.  

 

¿Podríamos hablar entonces que tenemos una verdadera igualdad de género en México, siendo que la mujer domina el interés  en los contenidos de televisión? Con esto no quiero decir que se ha dejando de lado al genero masculino. Sería más bien preguntarnos ¿Por qué pesa tanto la presencia de la mujer en nuestros medios de comunicación audiovisual? 

Tomemos en cuenta, para resolver esta incógnita, que a pesar de vivir en una época en la que se habla de igualdad entre mujeres y hombres, son ellas quienes siguen teniendo menos oportunidades y siguen conservando una gran cantidad de estigmas, que han permanecido sobre ellas desde hace mucho tiempo.

 

Observemos entonces algunos de los ejemplos ya mencionados sobre programación, en los que la mujer es la protagonista y tomemos en cuenta  los datos anteriormente citados.  La comercialización de productos se ha dado cuenta, en buen tiempo, de el lugar que se ha otorgado a la mujer en los mercados a los que pretende llegar, sabe que venderle y se ha aliado con la televisión, para lograr un manejo a su antojo de la imagen.

 

Es precisamente la imagen de la mujer la que ha permanecido estática dentro de la variedad de audiovisuales en nuestra nación, y que por lo general se le presenta como el ser que sufre, es vulnerable, sumiso, y que con la ayuda del destino y en ocasiones con su esfuerzo es que logra triunfar y ser feliz al lado del hombre que ama, Pero también se nos presenta la parte contraria, aquella mujer que es una fiera y que es capaz de hacer cualquier cosa por lograr lo que se propone, que por lo general es el mismo objetivo de la protagonista, encontrar la felicidad al lado de un hombre. Estos son los extremos pero son también los estereotipos más comunes. Pero sucede también que cuando la mujer sumisa se revela, tiende a ser desplazada y suplantada por otra que tenga las características de castidad que ha perdido la otra.

 

Supuestamente estamos viviendo una época de igualdad donde temas como la virginidad, el embarazo prematuro, la discriminación etc… han dejado de ser un problema para la mujer actual ya que estos son temas de antaño, pero que lamentablemente no parece ser así, ya que estos se siguen introduciendo en nuestra sociedad, al repetir formulas probadas en las que predominaban esos temas y que se disfrazan con un pequeño grado de adaptación a nuestro tiempo. Así la mujer sigue teniendo etiquetas de ser la madre, la mujer de baja moral, entre otras tantas.

 

Una de esas etiquetas esta ligada al campo del erotismo y que es de gran relevancia dentro del papel de la mujer en la televisión.

 

El hombre es el responsable que la mujer tenga este peso tan importante dentro de las pantallas del país, lo explico con un ejemplo. No existe transmisión de foot ball en nuestro tiempo que no nos muestre a una mujer como parte de su espectáculo, ya sea como comentarista o como porrista, están siempre presentes los cuerpos fabricados por el gusto del hombre y el mercado, y es aquí donde se inicia una cadena de consecuencias. La mujer al conocer los estándares de los gustos del hombre  se siente motivada a seguirlos y comienza la búsqueda de esos productos que le permitirán verse como se lo han marcado, y además se le proporciona la información de lo que necesita para lograrlo.

 

El hombre en la búsqueda de su satisfacción ha llenado la pantalla de contenidos de todo tipo para la mujer, en una especie de acto en el que busca seguir imponiéndose pero no ya a través de la fuerza, sino de las ideas, consiguiéndolo a través de darle este espacio tan grande en la televisión a la mujer y así mantener en un estado ficticio de igualdad a su sociedad.

 

 “La televisión es una mujer” es una frase que elegí para este tema ya que funge a su vez como una especie de madre, amiga y guía para la mujer ya que la aconseja le habla de salud, de economía, la mantiene informada, la entretiene a ella y a su familia. Es decir es su gran compañera. 

 

“La televisión es una mujer, que obedece al hombre”  Igual, como desde hace cientos de años se ha dirigido este país ¿Entonces de que igualdad hablamos?.

 Autor: José Rubén Nuñez Gil. A01213877

 

SITIOS RELACIONADOS:

http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/comsoc/pdf/2006_6/11-35.pdf

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=634163}

http://ddd.uab.cat/pub/analisi/02112175n9p33.pdf

www.alvarocueva.com.mx

Etiquetado: ,
Posted in: Uncategorized