La Violencia en los Medios de Comunicación.

Publicado en 9 febrero 2010 por

14



Los medios de comunicación indudablemente se han vuelto parte de nuestra vida  cotidiana, parte de nuestra cultura visual y más cotidiano ha sido el contenido de tipo violento que se presenta en los medios y eso hace que pocas veces se reflexione entorno a él y además se deje de lado los efectos que pueda tener. El objetivo de éste escrito es precisamente ese, primero hacer una reflexión en torno al contenido  violento  mostrado dentro de los medios, ver los efectos que pueden tener y una solución para regular los efectos de los mismos.

Los Niños y la Violencia en la Televisión.

Los niños americanos miran televisión por un promedio de tres a cuatro horas diarias. La televisión puede ser una influencia poderosa en el desarrollo de un sistema de valores y en la formación del comportamiento. Desgraciadamente, una gran parte de la programación actual es violenta. Cientos de estudios sobre los efectos de la violencia en la televisión en los niños y los adolescentes han encontrado que los niños pueden:

•             volverse “inmunes” al horror de la violencia

•             Gradualmente aceptar la violencia como un modo de resolver problemas

•             imitar la violencia que observan en la televisión

•             identificarse con ciertos caracteres, ya sean víctimas o agresores

Los niños que se exponen excesivamente a la violencia en la televisión tienden a ser más agresivos. Algunas veces, el mirar un sólo programa violento puede aumentar la agresividad. Los niños que miran espectáculos en los que la violencia es muy realista, se repite con frecuencia o no recibe castigo, son los que más tratarán de imitar lo que ven. Los niños con problemas emocionales, de comportamiento, de aprendizaje o del control de sus impulsos puede que sean más fácilmente influenciados por la violencia en la TV. El impacto de la violencia en la televisión puede ser evidente de inmediato en el comportamiento del niño o puede surgir años más tarde y la gente joven puede verse afectada aun cuando la atmósfera familiar no muestre tendencias violentas.

Esto no indica que la violencia en la televisión sea la única fuente de agresividad o de comportamiento violento, pero es ciertamente un factor contribuyente significativo.

Videojuegos y películas de género violento.

En los tiempos actuales los videojuegos se han vuelto una industria que deja mayores ganancias que las películas y lo que se vende desafortunadamente  más son los de tipo violento. Anteriormente en los videojuegos de este género, la violencia gráfica no era muy grande. Lo importante no era el juego donde se liquidaban a los humanos. Se liquidaban naves espaciales, zombies, extraterrestres y monstruos pero los humanos se dejaron para después. Ahora los gráficos han ido acercándose cada vez más a la realidad y resulta ser que los juegos que más se venden son aquellos donde lo importante es exterminar a la humanidad, un ejemplo de estos videojuegos es el reciente Call of Duty: Modern Warfare 2 que genero alrededor de $550 millones de dólares en 5  días, se ha vuelto el juego más vendido entre todos los demás y consiste en matar a otros seres de forma virtual.

En cuanto a las películas la violencia ha sido parte clave desde que los americanos la implementaron como una parte importante de las mismas .Se han hecho películas relacionadas con la delincuencia juvenil, las masacres más grandes de la historia, la violencia familiar, etc. Estas han generado una audiencia acostumbrada a las películas violentas y que además les exige contenido cada vez más violento. Afortunadamente las reglas, establecidas en el Cogido de Producción de Hollywood, sobre cómo deben de hacerse las películas han sido más estrictas y eso ha evitado que la mayor parte de las películas muestren  a detalle escenas violentas.

Música y su mensaje oculto.

La música es un medio de expresión, que permite identificarnos en la sociedad y con los individuos, este arte no distingue entre edades, desde la infancia hasta nuestros últimos días vivimos a lado de la música. Sin embargo los jóvenes son los que están más apegados a la música. A través de ella  buscan identificar su personalidad, la cual reflejaran ante la sociedad y permanecerá en la etapa adulta.

La manera en que los distintos medios influyen en los jóvenes es principalmente en el modo en como es percibido y organizado el ambiente en la mente de los jóvenes. Siguiendo la lógica de este argumento, la temática de la música escuchada por los jóvenes influye en su posición ante su realidad. Sin embargo hay que pensar que si para muchas personas conservadoras, varios géneros del rock pueden parecer ofensivos para el oído así como para la moral y las buenas costumbres, esto no es más que la postura u opinión de los autores respecto a la realidad que ellos perciben, lo cual convierte a este tipo de música en un punto válido dentro del gran debate que es la vida en el siglo XXI. Sin embargo en este hecho de libertad de opinión es donde se anida las posibilidades de pesimismo, protesta y violencia juvenil. Por más que un autor parezca una eminencia, no comparte sus condiciones de vida y pensamiento con su audiencia (no totalmente al menos), pero los jóvenes en la etapa de buscar su identidad tienden a adquirir posturas e ideas que le parecen atractivas aunque no sean totalmente aplicables a sus respectivas situaciones. Tal parece que aún no nos hemos percatado del poder que tiene la democracia y apertura de ideas en el ambiente musical, que si bien no se debe prohibir, si se puede restringir según las edades, como sucede con las películas o los video-juegos.

 Existe otra postura interesante, secundada sobre todo por los más jóvenes que se refiere a la presencia de ira y violencia dentro de toda la gama de sensaciones y acciones humanas. El hecho de oír música “violenta”, lejos de intensificar estas sensaciones negativas, las descargan en dosis manejables por cada uno, como si fuera un modo terapéutico. Es otra opción de ver la presencia de la violencia en la música que podría cambiar muchas opiniones sobre el tema.

Internet, arma de dos filos.

Internet ha sido una herramienta que ha llegado para facilitarnos muchas cosas, como la búsqueda de información, la comunicación, etc. Pero también, como todo en este mundo, cuando se le da un mal uso puede llegar a ser violento.  Podemos encontrar esta clase de actos en muchas partes en la red.

Por ejemplo cuando navegamos por blogs, artículos, etc. Muchos puntos de vista se salen de contexto y llegan a insultar al autor o a los lectores, no decimos que está mal expresar su punto de vista, pero siempre y cuando se respete a los demás. Hemos notado que estas actividades son muy frecuentes en nuestro país, pero no ajeno a otros. Ya que últimamente en la radio, tv, etc. Escuchamos noticias de alguien que antes de matar a “x” número de personas dejo un mensaje por internet. Este es otro punto importante en cómo se da la violencia en internet, muchos adolescentes encuentran divertido el ser bully de alguien y grabarlo para que todos los cibernautas se enteren, al igual que el ejemplo pasado también se escucha hablar de la detención de jóvenes gracias a sus propios videos. 

Un riesgo del cual se habla desde los inicios del internet es el chat, en el cual se recomienda no entrar a chats públicos ya que están llenos de personas que buscan algo más que una “amistad”, al no saber quien está al otro lado de la pantalla puedes ser víctima de algún acosador, psicópata, etc. También la violencia sexual o violencia de contenido sexual, se hace más frecuente en internet y al no existir algo que le prohíba la entrada a menores de edad, esto puede causar serios problemas en los niños, basta entrar a una página totalmente ajena al contenido mencionado para tener una imagen o sonidito que te hace voltear sin que tu realmente lo desees.

Últimamente se considera que el internet también es un riesgo por el uso de las redes sociales, se aconseja tomar toda clase de  seguridad en los perfiles como Facebook, Myspace, hi5, etc. Ya que muchas personas son víctimas de acoso, robo de identidad, secuestros, etc.

Por estos ejemplos dados, nos preguntamos ¿Cuál es el punto de ser agresivo por internet? ¿El internet nos hace ser menos consientes de lo que hacemos ya que nadie…de alguna forma sabrá que fuimos nosotros? ¿Prohibir las páginas inapropiadas? Creemos que la web es uno de los mundos más fascinantes que construyó el hombre, ya que es un medio que nos ayuda a encontrar infinidad de información, en donde podemos expresarnos libremente, que acorta distancias y que de cierto modo todos estamos conectados con todos, por lo tanto tenemos la obligación de cuidar este espacio y no desperdiciarlo en el ocio y la mediocridad que no nos llevan a nada, y sin darnos cuenta estamos afectando a terceros.

Los efectos que implican…

Uno de los efectos que más se menciona que produce la violencia es el de válvula de escape, pues al contemplar escenas e imágenes violentas, las personas se liberan indirectamente de aquella violencia reprimida que cada uno de nosotros posee. Es Fernando Savater, catedrático y escritor de la Universidad de Complutense de Madrid, quien da una posible explicación a este hecho.

Puede que se experimente aquella doble identificación del verdugo y la víctima. Por un lado, se identifica uno con el poder sobre la vida y la muerte que posee el agresor y que sirve para satisfacer aquella sed de poder. Por el otro lado se encuentra el miedo y fragilidad de la víctima haciéndonos ver el resultado que se podría provocar al adoptar una conducta violenta y sintiendo de alguna manera culpabilidad. Según Savater, básicamente es una “simple fantasía compensatoria ante la relativa impotencia cotidiana”.

Lo que si puede afirmarse con toda certeza es que produce un efecto adictivo, prueba de ello, es la gran cantidad de contenido violento que las televisoras ponen al aire gracias a la demanda de la audiencia, y esto es lo que lo hace rentable.

Otro efecto positivo que se le atribuye a la violencia en los medios es el efecto de la disuasión. Se refiere al mensaje de que siempre el crimen es castigado, viéndolo en series de televisión, novelas o incluso en las noticias por radio y televisión.

Un efecto adicional también mencionado es el de ver a la televisión o al cine como una ventana que muestra el lado cruel del mundo, empujando a las personas a buscar el lado contrario en la realidad, es decir, la paz y la tranquilidad.

Por otro lado, mencionando ahora los efectos negativos se expone frecuentemente que el hecho de que las personas se les expongan con material violento de forma constate, provoca una modificación en la percepción humana con respecto a la violencia. Rojas Marcos es quien denomina este fenómeno como “síndrome del mundo malo”,  en donde las personas se perciben más débiles y vulnerables ante la imponente presión de la violencia que en algún momento oprimirá, sin saber cómo defendernos de ella. Este sería el efecto contrario al de la doble identificación del verdugo y la victima.

Un segundo efecto también mencionado por Marcos Rojas, consiste en los medios de comunicación provocan en la audiencia una percepción de menor alarma frente a la violencia. En este caso serviría para que las personas toleren la inevitable violencia del mundo.

Debe tomarse en cuenta que toda exposición inmediata y abrupta de la vida hostil e inhumana es capaz de alterar la mente humana, esto sobre todo en los infantes, principalmente de cuatro a doce años de edad que se marca como su periodo más vulnerable y cuando es más fundamental la asistencia paternal.

Afortunadamente la mente humana aprende rápidamente a distinguir entre aquello real y ficticio, correcto e incorrecto, y que, según Rojas Marcos, “ningún medio de comunicación, por sí solo, tiene la fuerza para alterar esta capacidad innata y adaptativa”.

Bibliografía

Autores

  • Alfredo Hernández Nava     A01215860
  • Ana Lucía Sánchez     A01330167
  • Claudia Bocanegra Morales     A01123863
  • Adolfo Sandoval Mejía     A00367085
  • Alejandro Jiménez Morales     A01210029
  • Nilda Avilés López     A01110654
  • Javier Rendón
About these ads